Comunicado de la Plataforma en defensa de la salud mental de Aragón

Los ciudadanos, usuarios, familiares, profesionales y asociaciones integrados en la Plataforma en Defensa de la Salud Mental que nos hemos manifestado públicamente, en la calle y en los medios de opinión, tratando de impedir medidas atentatorias del Gobierno anterior contra una atención de calidad a la salud mental de la población, valoramos como positivas las declaraciones realizadas por el Consejero de Sanidad al poco tiempo de haber tomado posesión de su cargo. Reafirmaba su preocupación por la Salud Mental, con el apoyo a medidas concretas en contra de la unificación de las USM (unidades de salud mental) en Valdespartera,insistiendo en la necesidad de recuperar el número de camas de agudos que se perdieron con el desmantelamiento de las del Hospital Provincial, así como proclamando la necesidad de rehabilitación de los pabellones del CRP Ntra Sra del Pilar y de un nuevo Plan Estratégico de Salud Mental.

Pues es necesario que las palabras se materialicen en medidas concretas.

En comunicados públicos anteriores hemos expuesto con detalle algunos de los principios que desde nuestro punto de vista debería regir la asistencia en salud mental, así como algunas propuestas de acción. Propuestas que conviene recordar, fueron asumidas por la mayor parte de los partidos presentes en el acto que organizamos antes de las elecciones autonómicas, entre ellos el partido que nos gobierna, con ocasión de la presentación pública de nuestro “Manifiesto en defensa de la salud mental” a principios de 2015. **

Entre las cuestiones pendientes la Plataforma quiere centrar su trabajo y abrir a la ciudadanía las siguientes:

Fortalecimiento de los servicios comunitarios, próximos y accesibles, frente a la aglutinación y centralización de recursos.

Como ciudadanos defendemos un modelo comunitario de atención a la salud mental, y una asistencia de calidad. Como consecuencia de ello nos oponemos a la utilización de recursos no específicos como lugar asistencial institucional (residencias de ancianos) para los pacientes con trastorno mental grave y defendemos una asistencia cercana a los familiares y a su núcleo de residencia habitual en cualquiera de los niveles de atención, primario, secundario o terciario (rehabilitación) evitando ingresos en cualquiera de los niveles alejados de su domicilio tradicional.

Defendemos como un derecho que los pacientes graves tengan su lugar asistencial y residencial en el núcleo de convivencia, en el área geográfica y comunitaria donde han desarrollado su vida.

Como ciudadanos defendemos unas Unidades de Salud mental cercanas a los ciudadanos y a los barrios, con una buena atención al TMG, con un verdadero carácter comunitario y apoyo a las familias. Nuestra negativa a la centralización de las Unidades de Salud mental anunciada por el anterior Gobierno ha sido nuestra reivindicación histórica como Plataforma.

Igualdad en la atención, con establecimiento de servicios de Rehabilitación públicos y gratuitos como el resto de los servicios de la red de Salud Mental, frente a la discriminación y el copago. Como complemento de esta cuestión y como defensores de una sanidad pública reivindicamos que los incrementos de recursos (especialmente en el maltrecho campo de la rehabilitación) sean recursos de gestión pública propia.

Eliminación del copago tanto en los servicios públicos como en los concertados.

Respeto explícito a los derechos de las personas con enfermedad mental y especial cuidado en situaciones de restricción de derechos (ingresos involuntarios, incapacitaciones, etc.). Es por ello que uno de nuestros objetivos ha de ser asumir la defensa de los derechos humanos de esta población que sufre una doble exclusión como modo de favorecer también la lucha contra el estigma.

Como ciudadanos reivindicamos unas condiciones de atención dignas, lo que supone al menos la reducción de las listas de espera, el incremento de camas de agudos prometido, la consecución de las plantillas establecidas en el Plan Estratégico 2002-2010,etc.

Humanización de la asistencia frente a la medicalización asistencial creciente y apoyo real a los enfoques psicoterapéuticos y técnicas de rehabilitación psicosocial.

Consolidación de la continuidad de cuidados, con dispositivos de coordinación eficaz entre los recursos.

Derogación de la ley 15/97 sobre habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud.

Derogación del RD 16/2012 de sostenibilidad del SNS (eliminar la exclusión sanitaria de los excluidos).

**”Por una atención de calidad y contra discriminación de la salud mental en el sistema de salud de Aragón” Enero 2015. Presentación pública: 24 de marzo 2015.

Plataforma en defensa de la Salud Mental de Aragon