Buscar

Plataforma en defensa de la salud mental

Vacunas para todos y todas

Médicos del Mundo ha elaborado esta información, para facilitar el acceso a la vacuna contra la Covid19 al máximo número de personas posibles. TODAS LAS PERSONAS TENEMOS DERECHO A LA VACUNACIÓN, incluidas aquellas que sufren la exclusión sanitaria por no serles reconocido en derecho a la asistencia sanitaria. Para acceder a la vacuna hay que seguir los pasos que se explican en las infografías.

https://www.saludinforma.es/portalsi/tramites-gestiones/cita-previa?acceso=covid

Más información en:  SaludInforma – Vacunación COVID

Entrada destacada

Sumamos por una atención sin contenciones

Presentación del documento “En contra de las contenciones y a favor de un trato digno a las personas

 

 

Numerosas voces en los últimos años se han pronunciado a favor de la eliminación de la práctica de las contenciones en los ámbitos sanitarios, sociales y educativos. También existen iniciativas parlamentarias en ese mismo sentido.   

El  pasado 17 de Marzo se presentó el documento “En contra de las contenciones y a favor de un trato digno a las personas”,  que han sucrito 27 entidades y organizaciones., entre ellas, la Plataforma Salud Mental.  

Por la situación sanitaria, fue un acto no presencial, retransmitido en streaming. Participaron representantes de algunas de las entidades que firman el documento, de los ámbitos del cuidado a las personas con enfermedad mental, centros de mayores y de atención a la discapacidad.

El documento incluye la petición de   desarrollar el contenido de la Proposición No de Ley sobre contenciones, aprobada en las  Cortes de Aragón en el año 2018, que se apoya en la Convención de la ONU de 2006. 

Desde la Plataforma insistimos, una vez más en que se lleve a cabo:

  • Un estudio en la comunidad autónoma de Aragón para conocer la situación y condiciones de uso de las técnicas de coerción (especialmente las técnicas de contención mecánica) en aquellos centros en los que se realicen (Salud mental, ancianos y discapacidad y menores).

  • Un registro unificado de uso de sujeciones o contenciones y plantear medidas a diferentes niveles para poder evitar su uso en el futuro.

  • Incluir a la sociedad civil (plataformas, colegios oficiales, profesionales, usuarios/as…) en el diseño de una estrategia para la disminución de prácticas coercitivas, estableciendo cauces reales de participación y control.

  • Establecer un procedimiento de evaluación semestral por parte del Departamento de Sanidad con los agentes implicados.

Queda mucho camino por recorrer y los obstáculos sabemos que son muchos. Nos anima saber que en algunos territorios y  países se ha avanzado de forma determinante hacia una atención libre de contenciones y respetuosa con los derechos de las personas en situaciones de vulnerabilidad. 

 


Alianza por una Sanidad Pública

La Plataforma ha suscrito el manifiesto de la Alianza por una Sanidad Pública y Universal, junto a numerosas organizaciones de todo el Estado. Desde varios ámbitos, demandamos que todas las personas, en cualquier situación administrativa en la que se encuentren, tengan acceso a la atención sanitaria y al cuidado de su salud.

Sr. D. Salvador Illa Roca

Ministro de Sanidad

Ministerio de Sanidad

Paseo del Prado, 18

28071 Madrid

cc:

Sra. Dª. Silvia Calzón Fernández

Secretaria de Estado de Sanidad 

Sra. Dª. Patricia Lacruz Gimeno

Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia

Sra. Dª. Pilar Aparicio Azcárraga

Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación

Madrid, 15 de Octubre de 2020

Señor Ministro de Sanidad:

La Alianza por una Sanidad Pública y Universal observa con profunda preocupación la situación del sistema sanitario público de nuestro país ante el embate de la segunda oleada de la pandemia Covid19, cuando aún no se había recuperado de los efectos de la primera ola.

La magnitud que la pandemia está alcanzado nuevamente en España es en gran parte consecuencia de la inacción de los poderes públicos, incapaces de adoptar las medidas necesarias de refuerzo de nuestro Sistema Nacional de Salud. En este sentido, el trabajo desarrollado entre abril y julio por la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social en el Congreso de los Diputados constituía la oportunidad perfecta para realizar un diagnóstico en profundidad de las debilidades estructurales de nuestro sistema sanitario que permitiera corregirlas. Por desgracia, el Dictamen final de la Comisión no estuvo a la altura de las expectativas, obviando algunas cuestiones clave en materia presupuestaria, en relación con la I+D en salud o en lo relativo a la lucha contra la privatización que debilita y detrae recursos del sistema público, tal y como alertamos en su día las organizaciones de la Alianza. 

Para mayor preocupación si cabe, transcurridos casi tres meses desde que finalizaron los trabajos de la Comisión, ni siquiera se han producido avances significativos en aquellos aspectos que estaban mejor desarrollados en el Dictamen y que constituían medidas urgentes y necesarias ante la llegada de una segunda oleada de la pandemia que se sabía cierta.

Por todo ello desde la Alianza por una Sanidad Pública y Universal entendemos que es imprescindible que las administraciones sanitarias, autonómicas y estatales adopten con carácter inmediato las siguientes medidas:

  1. La aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado que garanticen una financiación suficiente de la Sanidad Pública, crónicamente subfinanciada y presa de duros recortes durante la última década. Las actuales necesidades de salud de la población exigen un incremento en la dotación de la Sanidad Pública de 1000 € por habitante y año, cifra que nos situaría en la media del gasto sanitario de los países de nuestro entorno.
  2. Establecer mecanismos de financiación finalista que garanticen que los nuevos fondos van destinados a las áreas clave. Para ser capaces de combatir eficazmente esta pandemia y prevenir eventuales pandemias futuras, al tiempo que se asegura la continuidad de la atención sanitaria al resto de problemas de salud del conjunto de la población es necesario:
  1. Asignar un 25% del presupuesto sanitario público a la Atención Primaria, como pilar fundamental de nuestro SNS.
  2. Asignar un 2,5% del presupuesto sanitario público a Salud Pública
  3. Asignar un 2% del presupuesto sanitario público a investigación en salud. 
  4. Garantizar la creación de camas de media y larga estancia en los centros de gestión pública que palien el actual déficit de camas que se calcula entre 50.000 y 70.000.
  5. Invertir en innovación y aceleración de la digitalización en el SNS, dada su efectividad en situaciones de aislamiento
  6. Asegurar que todo aumento presupuestario es asignado a centros de gestión pública directa.    
  1. Resulta urgente el reforzar los centros sanitarios especialmente en materia de personal incrementando las plantillas de todas las categorías para evitar una situación de colapso. Asegurar que el personal contratado garantice la calidad asistencial, rechazando por completo lo previsto en materia de contratación en el Real Decreto-Ley 29/2020.
  2. Reducir el gasto farmacéutico aplicando políticas de fijación de precios de los fármacos y tecnologías sanitarias en base a su coste real auditado, apostando por la transparencia como instrumento para garantizar el mejor proceso de toma de decisiones y de rendición de cuentas. Así mismo, la producción propia de medicamentos y tecnologías sanitarias dentro del sector público es una alternativa factible que puede asegurar innovación pública, precios justos, abastecimientos y equidad en todo el territorio.  Priorizar la financiación de la I+D pública e independiente de la industria farmacéutica, y con condiciones que salvaguarden la transparencia, el interés público y el acceso universal y a precios justos a los medicamentos y tecnologías resultantes.
  3. Tramitar con carácter urgente la nueva legislación que ponga fin a las múltiples situaciones de exclusión sanitaria que persisten hoy en día a pesar de la aprobación del Real Decreto-Ley 7/2018. Mientras se produce dicha tramitación, garantizar con carácter inmediato la atención sanitaria incondicional a las situaciones de especial vulnerabilidad como menores de edad, mujeres embarazadas, solicitantes de asilo, víctimas de trata y atención en urgencias. Reconocer el derecho a la atención sanitaria a todas las personas, independientemente de su situación administrativa, no solo es una obligación conforme a la legislación internacional en materia de derechos humanos, sino también una medida efectiva para combatir la pandemia.
  4. Tener en cuenta los determinantes sociales de la salud como un factor clave en la expansión del virus. Para ello, frente a los discursos y políticas que estigmatizan a los colectivos más vulnerables, resulta esencial hacer extensibles al conjunto de la población (incluyendo a las personas migrantes en situación administrativa irregular) las políticas sociales como el Ingreso Mínimo Vital. Asimismo, se debe favorecer y promocionar la actividad relacionada con la salud comunitaria, incorporándola como parte de las políticas de salud y de la cartera de servicios.
  5. Organizar urgentemente circuitos asistenciales que permitan la atención en un tiempo razonable de aquellas necesidades asistenciales de la población no relacionadas con la Covid19 y que en muchos casos se refieren a enfermedades de carácter grave. 
  6. Es imprescindible elaborar una estrategia común en materia de cuidados sociosanitarios con la participación de la propia comunidad a la que van dirigidos, a fin de conocer sus necesidades y conseguir aportar a la ciudadanía herramientas eficaces para que puedan asumir el compromiso con su salud, de manera coordinada y consensuada con los profesionales sanitarios de Atención Primaria y articulada por la gestión enfermera de casos.
  7. Potenciar una mejor coordinación entre los servicios sanitarios y sociales. Mejorar las condiciones de las residencias y potenciando la ayuda domiciliaria. Identificar otros colectivos que se están quedando fuera del acceso normalizado a la atención sociosanitaria.

Por todo ello nos dirigimos al Ministerio de Sanidad, al Ministerio de Hacienda, al Ministerio de Política Territorial y Función Pública y a la Vicepresidencia de Derechos Sociales para que impulsen la adopción de estas medidas que son urgentes y necesarias para dar una respuesta eficaz a los retos sanitarios que nos plantea la actual pandemia.

Atentamente,

Médicos del Mundo

Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC)

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP)

Salud por Derecho

Unión General de Trabajadores (UGT)

Comisiones Obreras (CCOO)

Yo Si Sanidad Universal

Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC)

Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP)

Consejo General del Trabajo Social

Confederación Estatal de Asociaciones de Vecinos (CEAV)

FACUA

Coordinadora Andaluza en Defensa de la Sanidad Pública

Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Granada

Nafarroako Osasun Publikoaren Aldeko Elkartea (Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Navarra)

A voz da Sanidade de Cangas

Plataforma Garanticemos las Pensiones

Mayores de Getafe

ARI-Peru

Red Transnacional de Mujeres (Network Woman)

Red Acoge

Medicusmundi

Plataforma Salud Universal de Aragón

La contención mecánica como acontecimiento centinela


Compartimos un Artículo de la Asociación Madrileña de Salud Mental.

Se denomina acontecimiento centinela a cualquier evento inesperado que implica la muerte o lesiones físicas o psicológicas graves, o el riesgo de las mismas que, cuando se produce, obliga a la organización a realizar
un análisis de causa raíz oportuno, exhaustivo y creíble.

En base a esta idea, la psiquiatra Ana Moreno Pérez y el profesor Alberto Fernández Liria rechazan la contención como una práctica segura para pacientes y profesionales y proponen su eliminación.

Día Mundial de la Salud Mental 2020


El lema elegido por la OMS para este 10 de Octubre, Dïa Mundial de la Salud Mental, es “Salud mental y bienestar. Una prioridad global” Con esta idea, aquí podéis leer el comunicado de la Plataforma Salud Mental de Aragon.

“SALUD MENTAL Y BIENESTAR, UNA PRIORIDAD GLOBAL”
El lema del Día mundial de la Salud Mental este año es “Salud mental y bienestar, una prioridad global” y está centrado de modo específico en reivindicar la inversión global en recursos de cuidado y atención a la salud mental con un acceso equitativo, justo e igualitario a estos recursos para toda la población.
Si pensamos en la salud no sólo desde una perspectiva de la asistencia y responsabilidad individual (cuestión exclusivamente sanitaria), sino como un asunto social y colectivo (que considera la prevención y el cuidado), el vínculo salud mental y bienestar se complica. Esta complejidad implica tomar en cuenta la organización de la vida cotidiana, con sus posibilidades de trabajo, ocio y relaciones, acceso a la educación y a la cultura y, en definitiva, un acercamiento mayor para todos a lo que se ha contemplado como condiciones saludables ambientales y de vida.
¿Por qué nombrar así lo referido a la salud mental parece siempre utópico?
El punto de partida se muestra alejado: incremento de la desigualdad y la pobreza, individualismo competitivo, precarización en el trabajo, privatización de bienes públicos, desregulación de mercados, etc.
Son hechos, aspiraciones e ideales que parecen contraponer a unos
frente a otros. El “¡sálvese quien pueda!” ha sido la consigna no escrita que predomina en las últimas décadas.
En el terreno de lo mental, esto puede producir un incremento del sufrimiento psíquico, del malestar y de las enfermedades mentales para tantas personas llevadas, ya previo a la pandemia, a los márgenes del bienestar. La desigualdad se manifiesta ya en el mismo hecho de enfermar y trascienden las consecuencias hasta las relaciones con un medio ambiente progresivamente deteriorado.


Acertadamente plantea F. Pereña “si es posible una sanidad universal y equitativa, una salud colectiva en el contexto neoliberal”.
Un inciso antes de continuar. J.L. Tizón hace años escribía: “…ya en el
2003, el gasto en los cinco psicofármacos más vendidos en Catalunya
equivalía… ¡al 65 % del resto de los gastos totales en salud mental!

(Gastos totales: Es decir, capítulo I y capítulo II: incluyendo la construcción y amortización de edificios y dispositivos, de material y suministros, los gastos de personal, etc.)”. En esta línea Robert Whitaker publica en el 2015 “Anatomía de una epidemia”. Estaba hablando de una epidemia distinta a la Covid que nos asola, la del incremento de los problemas mentales, consecuencia de distintos factores que podríamos resumir en un proceso de medicalización de la sociedad y cuyas causas cifra en las alianzas de la industria farmacéutica, los técnicos y algunos medios de comunicación. Ambas citas, cuyos contenidos mantienen plena vigencia en el Estado español, nos advierten de que la inversión en salud mental, por sí misma y sin claras propuestas previas, se puede llegar a convertir en una trampa para las personas con enfermedad mental y la ciudadanía en general.


Plantearnos la salud mental y el bienestar como una tarea colectiva precisa ampliar la tarea a la organización social y política. Desde una concepción ecológica se trata de incluir la revalorización de importancia de los aspectos cuidantes de los núcleos vivenciales naturales de la población, o sea, una revalorización de las relaciones humanas y de las relaciones sociales para dichos cuidados. Si queremos hacer de la salud mental y el bienestar una tarea colectiva tenemos que colectivizar una mirada de las propias vulnerabilidades, aunque sea en distinto grado, que pueda favorecer la empatía, y provocar una movilización social coherente en torno a este objetivo.
Tenemos que invertir energías en organización, en modificar las prácticas que desconocen la palabra de los usuarios resultando iatrogénicas, reconocer a los diferentes actores implicados, respetar los derechos humanos en su profundo sentido más allá de las palabras bienintencionadas y con los hechos: eliminación de contenciones físicas, reducir la sobre medicación, restringir tratamientos centrados exclusivamente en el síntoma.


Apostamos firmemente por potenciar las redes de sostén comunitario, que contribuyen a la eliminación del estigma y a despatologizar la diferencia valorando las singularidades subjetivas.
Recuperar, en fin, fórmulas de relación –terapéutica- alejadas de las prácticas totalitarias, tan fáciles de reproducir en cualquier recurso
asistencial sometido a presión y rentabilidad económica.
Dado que estamos hablando del día mundial de la salud mental, es necesario hacer hincapié en las tremendas desigualdades de recursos
también en el plano internacional. De todos es conocido que hay países en los que la cuestión de la salud mental puede ser (mal) contemplada como un lujo cuando está en juego la amenaza de muerte física por hambre. Si bien el incremento de la inversión es necesario, sin obviar esta desigualdad de recursos de todo tipo que se da entre los diferentes países, consideramos que la mayor contribución que podemos hacer en nuestro país es reivindicar no solo “más” sino “mejor” ya que es posible que de nuestros errores
otros menos desarrollados puedan sacar algún beneficio a la hora de
incrementar sus propios recursos, evitando el punto de desigualdad,
competición y exclusión en que estamos las sociedades “avanzadas”.

10 de Octubre de 2020
Plataforma de Salud Mental de Aragón

Ven, pregunta, aprende y comparte

La Asociación TOC Zaragoza organiza un ciclo de charlas,  principalmente dirigidas a personas y familiares interesadas en esta cuestión.

Pueden seguirse de forma virtual y presencial. La primera, el próximo 1 de Octubre

Nuevo Relato de Pilar Cebrian

Zaragoza 26 de Julio 2020

 

El viernes pasado ley un artículo de la revista de Mayo de National  Geographic que sirvió de ayuda y me hizo reflexionar,  El pánico visto por la ciencia,   dónde la profesora Karestan Koenen explicaba muy bien el juego entre nuestra amígdala, (la del cerebro y no la de la garganta)  y su relación con el lóbulo prefrontal. Hablaba de las compras por pánico,  que realizamos para tener la sensación de control, cuando hay una crisis o una epidemia.

Lo que más me llego al alma, fue leer las palabras de Sydney   Combs de cómo se comportan las especies Animales cuando se trata del distanciamiento social. Cuando hay riesgo de epidemia  en una colonia de abejas, se expulsa de la colmena a las larvas infectadas, que las abejas adultas previamente han  identificado por el olor, o cuando un macho de chimpace que había contraído la polio, era expulsado del grupo, ya que es una enfermedad altamente vírica, y en este caso chimpancés que dependen mucho del sistema de la vista, como los humanos, lo expulsaban por el rechazo que les producía ver las deformidades.  Y aquí es cuando yo me pregunto, ¿ que nos está pasando a los humanos ante esta pandemia?

Compras por pánico las estamos haciendo, ejemplo papel higienico, mascarillas, geles, lejías, y todo lo que nos dicen que vamos a necesitar. Y todo ha subido de precio, y andamos como locos buscando dónde pueden ser las cosas más baratas y pensando cómo llegar a fin de mes.

Nos hablan del autoconfinamiento voluntario, pero en las noticias nos hablan de la caída del turismo, del buen momento que es para viajar, porque los precios están más asequibles y hay que potenciar la economía, y yo me pregunto, ¿tengo que bajar a mi bar favorito a ver a mis amigos, o debo quedarme en mi  casa de sesenta metros cuadrados, limpiando, haciendo pasteles, escribiendo, pintando, viendo series en Netflix? Porque de vacaciones  este año no puedo ir..

Pasteles no voy a hacer, la luz esta carísima en este país, y a estas alturas del año poner el horno en mi mini cocina es peor que una tortura.

Algo que me duele también es ver como se les echa la culpa a los migrantes, a los temporeros, que casi siempre están alojados en condiciones pésimas de salubridad, a las minorías étnicas,  y entonces reflexiono y pienso, ¿nos hemos olvidado que los españoles siempre hemos sido migrantes y no en todos los sitios nos quieren? Hemos sido conquistadores pero hemos migrado muchas veces por trabajo o deseo de aventura. Yo misma he sido migrante, y soy madre y hermana de migrante.  Me centrare en mi misma, los mayores rechazos los viví en Londres, a mis veinticinco años cuando trabajaba de Au Pair.

Por mi aspecto físico podría pasar por inglesa y entonces los ingleses me hablaban en la calle, cuando me preguntaban de donde era  y contestaba  from Spain, la conversación se terminaba, yo rápidamente decía que trabajaba, y es que en esos años italianos y españoles, nos dedicábamos a pasar estancias gratuitas en Reino Unido, viviendo de las ayudas sociales; incluso en la escuela los que trabajábamos éramos vistos como idiotas por los compañeros que vivían de las ayudas, y algunos incluso se daban de alta en dos o tres distritos y cobraban 3 veces las ayudas. Decir también que la ayuda era superior  a mi sueldo semanal.

El gesto que más me dolió es cuando después de llevar una conversación de varios minutos con una anciana que llevaba andador, al preguntarme de donde era, escupió directamente al suelo, le dije lo del trabajo, pero le dio igual, y se marcho. Lo positivo de Londres fue la familia para la que trabaje, de los que aprendí muchísimo y a los que siempre llevaré en mi corazón.

Cuando fui migrante en Alemania la experiencia fue otra, porque allí de momento se nos quiere bastante, pasé seis años de mi vida y allí nacieron mis dos hijos. Pero en seis años pasan muchas cosas y no todas buenas.

 

Quiero recordar a mi generación anterior, la que migro huyendo de falta de oportunidades y de trabajo en nuestro país,  eso si se les daba de alta y tenían que tener trabajo antes de llegar. Pero también vivieron en barracones de madera, hombres en un lado y mujeres en otro,  y los matrimonios se encontraban los domingos en el bosque para poder estar juntos.  Y recordar también como salieron a la calle cuando empezaban a perder sus derechos, como se manifestaban, porque llegaba mano de obra más barata, llegaba la mano de obra turca, y los españoles sobraban.

Con todo esto voy a llegar al tema de los derechos,  hay cuatro generaciones y encontrareis información en internet, pero destacaré , carta de  derechos humanos universales de 1948 (DUDH) ,derechos que la población ha ganado con su lucha, y que se siguen incumpliendo a nivel mundial, esta sobre el papel, todos sabemos que la elaboro la ONU, y la carta es preciosa,  perooooo, se siguen incumpliendo. Nombrare también la carta de derecho a la educación universal, dónde sobre todo se reivindica el derecho de las mujeres a la educación y el derecho a que cada ser humano pueda estudiar lo que decida y se le apoye en ello, con becas, escuelas, universidades, se sigue incumpliendo a nivel mundial. La carta de derechos de las personas con discapacidad, se sigue incumpliendo. Todas estas cartas están ratificadas por varios países, y elaboran sus leyes para que se cumplan, pero se incumplen y los gobiernos lo permiten y además manipulan el pensamiento de los ciudadanos para que haya siempre enfrentamientos.

Una carta que me encanta, es la Carta de la Tierra, esta solo es una declaración internacional de intenciones para cuidar el planeta y al ser humano y en su redacción entre otros autores, participo Federico Mayor Zaragoza,  Mercedes Sosa, Mijail Sergeievich Gorbachov  . Todo ciudadano puede unirse a esta inciativa, y yo recomiendo su lectura porque es un canto a la esperanza.

Hablare de los derechos de cuarta generación, los que tienen que ver con las famosas TICS,TACS,TEPS ¿Ahhhh,  que solo hemos oído hablar de las TICS? .

Según Dolors Reig experta en el estudio de las redes sociales ha planteado que estas tienen tres niveles de uso: TIC (Tecnologias de la información y las comunicaciones), TAC (Tecnologías del aprendizaje y el conocimiento) y TEP (Tecnologías del empoderamiento y la participación).

Y me surge una pregunta, las TICS han venido para quedarse, ¿pero a que nivel?.

La respuesta nos la puede dar nuestro querido ciudadano del mundo,  Manuel Castells, nacido en Hellin, Ministro de Universidades desde Enero de 2020,  Premio Holberg en 2012,  y despedido de  Universidad francesa dónde trabajaba por las protestas estudiantiles de mayo del 68,  abogado, sociólogo, economista, alguien del que he leído parte de su extensa obra y que merece todos mis respetos.

De momento esta pandemia ha hecho que casi todos las utilicemos de forma más asidua que antes, pero, ¿Es correcto sustituir la visita médica, por una llamada o una video llamada? ¿No es, disminuir el contacto social con nuestros médicos? ¿Pueden acceder las personas con diversidad funcional a su uso, o les hace más dependientes?

¿Dónde quedan los mayores de la tercera y cuarta edad? ¿Que uso pueden hacer de estas tecnologías? Porque estamos en España y no en Japón. Luchamos por una sanidad pública de calidad y universal, es un derecho humano publicado y ratificado.

A lo largo de nuestra vida, todos podemos ser migrantes, es la historia de la humanidad, movernos, buscando unas mejores condiciones de vida, porque nos expulsan de nuestros países, ciudades o pueblos, porque nos atraen otras culturas, o movidos por nuestra ansia de conquistar y hacernos más ricos.

Mi última experiencia como migrante de corta duración, fueron solo seis semanas a Colombia, conocí cuatro ciudades, trabajé para una empresa Alemana de formación.  Dimos un curso de formación para los profesores del SENA, que es la institución pública que gestiona toda la Formación Profesional,  el curso se basaba en nuevas metodologías didácticas.  Cuando un colombiano o colombiana,  consigue formar parte del alumnado en esta institución, sabe que si se esfuerza, ha salvado a toda la familia de la pobreza. Los mejores optan a puestos de maestros de talleres y van ascendiendo a lo largo de su vida profesional. Por supuesto también hay exámenes para acceder directamente de profesor, o supervisor, pedagogo, etc.

Conocí un país maravilloso, lleno de gente encantadora y de una pobreza profunda. Las zonas de la ciudad se dividen en distritos, del uno al siete, siendo el uno el más castigado y por debajo del uno está el 0, los que no existen para nadie, exceptuando para las ONGS, coincidí en los hoteles con españoles de todo tipo, del mundo empreasrial y del cuarto sector, es decir ONGS.

Lo curioso es que cuando pagas con tarjeta te preguntan en cuantas cuotas quieres dividir las compras, una cena puedes dividirla hasta en 12 cuotas. Los centros comerciales están llenos de tiendas maravillosas, calzado precioso hecho en el país,  y puedes encontrar todas las marcas. Lo que me llamo la atención es que en los restaurantes, aunque estuviesen llenos, había un gran silencio, todo el mundo hablaba en un tono muy bajo.

Y tuve la sensación de que los españoles seguíamos conquistando un país desordenado y con grandes vacios legales, de una belleza y riqueza incalculable. Han pasado de esto cinco años, sigo en contacto con los que fueron mis alumnos, y eso si, a mi vuelta salde mi deuda con hacienda que me dio un buen mordisco, sabiendo que como autónoma quizá no volviese al año siguiente a trabajar.

Creo que la mayoría de los ciudadanos, queremos a pesar de esta pandemia seguir viviendo en paz, una paz positiva, no solo queremos que haya ausencia de violencia, queremos gestos que nos hagan confraternizar, poder movernos con las medidas que nos marcan los gobiernos, pero dejar de experimentar tantas contradicciones. Queremos criar a nuestros hijos sin la preocupación de que no tenemos dinero para darles de comer de una forma sana, queremos educarlos para un mundo mejor, necesitamos sentir esperanza y a la vez mantener fuerzas para seguir cuidando nuestro  planeta, nuestra tierra.

Estamos cansados de que se nos mienta y manipule. Estamos en nuestro derecho, porque hablamos de derechos humanos, de la carta, de la ONU  y hablamos también de nuestra Constitución, y los derechos que ella recoge. Por ello señoras y señores que ostentan puestos de poder, les invito a que reflexionen conmigo, si realmente lo estamos haciendo bien.

 

Entrevista Salud Universal con Justicia de Aragon

Personas representantes de la Plataforma Salud Universal se reunieron el día 20 de Julio con Javier Hernández, Lugarteniente del Justicia de Aragon,  la Asesora del Área de Sanidad, Alicia Iñiguez, y el Asesor de Derechos Sociales e Igualdad, Juan Ramón Campos.
Durante la reunión ha quedado constancia de la inexistencia de una universalidad real del derecho a la asistencia sanitaria. Las representantes de Salud Universal expusieron las
 diferentes razones por las cuales muchas personas migrantes en situación de vulnerabilidad social siguen sin tener acceso a tratamientos farmacológicos y a una atención médica especializada.
#saluduniversalya #plataformasaluduniversal

Sobre la clínica del reencuentro. Artículo de Antonio Tari

Compartimos el artículo del psiquiatra y miembro de la Plataforma Antonio Tarí.  En la situación actual de retorno a la atención presencial, tras la etapa de confinamiento,  es necesario un análisis y una reflexión colectiva sobre lo vivido en los últimos meses y su proyección en el futuro.

SOBRE LA CLINICA DEL REENCUENTRO. Antonio Tarí

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑