Buscar

Plataforma en defensa de la salud mental

Vacunas para todos y todas

Médicos del Mundo ha elaborado esta información, para facilitar el acceso a la vacuna contra la Covid19 al máximo número de personas posibles. TODAS LAS PERSONAS TENEMOS DERECHO A LA VACUNACIÓN, incluidas aquellas que sufren la exclusión sanitaria por no serles reconocido en derecho a la asistencia sanitaria. Para acceder a la vacuna hay que seguir los pasos que se explican en las infografías.

https://www.saludinforma.es/portalsi/tramites-gestiones/cita-previa?acceso=covid

Más información en:  SaludInforma – Vacunación COVID

Entrada destacada

Jornada Activismo y Salud Mental

Entidades e instituciones navarras organizan la VI Jornada de Activismo y Salud Mental. Este año el tema de debate y reflexión es la figura del Agente de Apoyo Mutuo. Entre los organizadores está Asociación Mejorana (mejorana.org), con larga experiencia en este ámbito.

Pueden seguirse de forma telemática. Aquí podéis ver el programa de la jornada.

Día Salud Mental 2021

El lema elegido por la OMS para este 10 de Octubre, Día Mundial de la Salud Mental, es “Salud Mental, un derecho necesario. Mañana puedes ser tú”. Mañana puedo ser yo, podemos ser cualquier persona, y todas y todos necesitamos y merecemos una atención que respete nuestros derechos.

En esa reflexión se basa el comunicado de la Plataforma Salud Mental que puedes leer aquí:

Usted está aquí. Taller de Cómic y Salud Mental


La salud mental es uno de los actuales desafíos de nuestra sociedad. Con motivo del Día Mundial de la Salud mental, el día 10 de octubre – y bajo el lema “La salud mental, un derecho necesario. Mañana puedes ser tú” propuesto por la WFMH – queremos aportar nuestro granito de arena celebrando un taller plástico y narrativo; en él, los y las participantes podrán servirse de la herramienta comunicativa, versátil y llena de recursos que es el cómic, para poder contarle a otros – o a sí mismos- cómo se sienten.

El objetivo de esta actividad es generar un sentimiento solidario,a través de una experiencia artística y reivindicativa,  y construir una conciencia comunitaria del “cómo estamos/cómo nos sentimos” para poder acercarnos a las distintas realidades emocionales que experimenta cada persona de esta sociedad, de la que todos formamos parte y que nos afecta en nuestra vida cotidiana, 
Marta Martínez y Josema Carrasco, ilustradores y docentes, impartirán este taller dirigido a profesionales del sector sanitario, familiares y usuarios de los servicios de salud mental, y al público en general. Contarán con la colaboración de Rafa Marrón, médico de urgencias y dibujante de cómics, e Isabel Aina, de la Plataforma Salud Mental.


“Ud. está aquí” se realizará el día 1 de octubre a las 18.00 h en la 3ª planta de Harinera ZGZ (Avda.San José, 201)Será imprescindible haber reservado plaza en el teléfono 618123754, o través del correo electrónico josemacarrasco@gmail.com

Estrategia Salud Mental del Sistema Nacional de Salud

El borrador de Estrategia de Salud Mental 2021-2026 ha sido analizado y valorado por organizaciones como la AEN (Asociación Española de Neuropsiquiatría) y la FADSP (Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública.

Ambas coinciden en que el contenido, objetivos y recomendaciones que recoge el documento no responden a la realidad de la situación actual de la atención en Salud Mental, ni daría respuesta a las necesidades que existen en nuestro país.

La Plataforma convocará próximamente una sesión de análisis y debate que difundiremos a través de este blog.

Documento Borrador de la Estrategia:

Comunicado de la AEN:

Comunicado de la FADSP:

La FADSP ante la estrategia de salud mental

Sumamos por una atención sin contenciones

Presentación del documento “En contra de las contenciones y a favor de un trato digno a las personas

 

 

Numerosas voces en los últimos años se han pronunciado a favor de la eliminación de la práctica de las contenciones en los ámbitos sanitarios, sociales y educativos. También existen iniciativas parlamentarias en ese mismo sentido.   

El  pasado 17 de Marzo se presentó el documento “En contra de las contenciones y a favor de un trato digno a las personas”,  que han sucrito 27 entidades y organizaciones., entre ellas, la Plataforma Salud Mental.  

Por la situación sanitaria, fue un acto no presencial, retransmitido en streaming. Participaron representantes de algunas de las entidades que firman el documento, de los ámbitos del cuidado a las personas con enfermedad mental, centros de mayores y de atención a la discapacidad.

El documento incluye la petición de   desarrollar el contenido de la Proposición No de Ley sobre contenciones, aprobada en las  Cortes de Aragón en el año 2018, que se apoya en la Convención de la ONU de 2006. 

Desde la Plataforma insistimos, una vez más en que se lleve a cabo:

  • Un estudio en la comunidad autónoma de Aragón para conocer la situación y condiciones de uso de las técnicas de coerción (especialmente las técnicas de contención mecánica) en aquellos centros en los que se realicen (Salud mental, ancianos y discapacidad y menores).

  • Un registro unificado de uso de sujeciones o contenciones y plantear medidas a diferentes niveles para poder evitar su uso en el futuro.

  • Incluir a la sociedad civil (plataformas, colegios oficiales, profesionales, usuarios/as…) en el diseño de una estrategia para la disminución de prácticas coercitivas, estableciendo cauces reales de participación y control.

  • Establecer un procedimiento de evaluación semestral por parte del Departamento de Sanidad con los agentes implicados.

Queda mucho camino por recorrer y los obstáculos sabemos que son muchos. Nos anima saber que en algunos territorios y  países se ha avanzado de forma determinante hacia una atención libre de contenciones y respetuosa con los derechos de las personas en situaciones de vulnerabilidad. 

 


Alianza por una Sanidad Pública

La Plataforma ha suscrito el manifiesto de la Alianza por una Sanidad Pública y Universal, junto a numerosas organizaciones de todo el Estado. Desde varios ámbitos, demandamos que todas las personas, en cualquier situación administrativa en la que se encuentren, tengan acceso a la atención sanitaria y al cuidado de su salud.

Sr. D. Salvador Illa Roca

Ministro de Sanidad

Ministerio de Sanidad

Paseo del Prado, 18

28071 Madrid

cc:

Sra. Dª. Silvia Calzón Fernández

Secretaria de Estado de Sanidad 

Sra. Dª. Patricia Lacruz Gimeno

Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia

Sra. Dª. Pilar Aparicio Azcárraga

Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación

Madrid, 15 de Octubre de 2020

Señor Ministro de Sanidad:

La Alianza por una Sanidad Pública y Universal observa con profunda preocupación la situación del sistema sanitario público de nuestro país ante el embate de la segunda oleada de la pandemia Covid19, cuando aún no se había recuperado de los efectos de la primera ola.

La magnitud que la pandemia está alcanzado nuevamente en España es en gran parte consecuencia de la inacción de los poderes públicos, incapaces de adoptar las medidas necesarias de refuerzo de nuestro Sistema Nacional de Salud. En este sentido, el trabajo desarrollado entre abril y julio por la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social en el Congreso de los Diputados constituía la oportunidad perfecta para realizar un diagnóstico en profundidad de las debilidades estructurales de nuestro sistema sanitario que permitiera corregirlas. Por desgracia, el Dictamen final de la Comisión no estuvo a la altura de las expectativas, obviando algunas cuestiones clave en materia presupuestaria, en relación con la I+D en salud o en lo relativo a la lucha contra la privatización que debilita y detrae recursos del sistema público, tal y como alertamos en su día las organizaciones de la Alianza. 

Para mayor preocupación si cabe, transcurridos casi tres meses desde que finalizaron los trabajos de la Comisión, ni siquiera se han producido avances significativos en aquellos aspectos que estaban mejor desarrollados en el Dictamen y que constituían medidas urgentes y necesarias ante la llegada de una segunda oleada de la pandemia que se sabía cierta.

Por todo ello desde la Alianza por una Sanidad Pública y Universal entendemos que es imprescindible que las administraciones sanitarias, autonómicas y estatales adopten con carácter inmediato las siguientes medidas:

  1. La aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado que garanticen una financiación suficiente de la Sanidad Pública, crónicamente subfinanciada y presa de duros recortes durante la última década. Las actuales necesidades de salud de la población exigen un incremento en la dotación de la Sanidad Pública de 1000 € por habitante y año, cifra que nos situaría en la media del gasto sanitario de los países de nuestro entorno.
  2. Establecer mecanismos de financiación finalista que garanticen que los nuevos fondos van destinados a las áreas clave. Para ser capaces de combatir eficazmente esta pandemia y prevenir eventuales pandemias futuras, al tiempo que se asegura la continuidad de la atención sanitaria al resto de problemas de salud del conjunto de la población es necesario:
  1. Asignar un 25% del presupuesto sanitario público a la Atención Primaria, como pilar fundamental de nuestro SNS.
  2. Asignar un 2,5% del presupuesto sanitario público a Salud Pública
  3. Asignar un 2% del presupuesto sanitario público a investigación en salud. 
  4. Garantizar la creación de camas de media y larga estancia en los centros de gestión pública que palien el actual déficit de camas que se calcula entre 50.000 y 70.000.
  5. Invertir en innovación y aceleración de la digitalización en el SNS, dada su efectividad en situaciones de aislamiento
  6. Asegurar que todo aumento presupuestario es asignado a centros de gestión pública directa.    
  1. Resulta urgente el reforzar los centros sanitarios especialmente en materia de personal incrementando las plantillas de todas las categorías para evitar una situación de colapso. Asegurar que el personal contratado garantice la calidad asistencial, rechazando por completo lo previsto en materia de contratación en el Real Decreto-Ley 29/2020.
  2. Reducir el gasto farmacéutico aplicando políticas de fijación de precios de los fármacos y tecnologías sanitarias en base a su coste real auditado, apostando por la transparencia como instrumento para garantizar el mejor proceso de toma de decisiones y de rendición de cuentas. Así mismo, la producción propia de medicamentos y tecnologías sanitarias dentro del sector público es una alternativa factible que puede asegurar innovación pública, precios justos, abastecimientos y equidad en todo el territorio.  Priorizar la financiación de la I+D pública e independiente de la industria farmacéutica, y con condiciones que salvaguarden la transparencia, el interés público y el acceso universal y a precios justos a los medicamentos y tecnologías resultantes.
  3. Tramitar con carácter urgente la nueva legislación que ponga fin a las múltiples situaciones de exclusión sanitaria que persisten hoy en día a pesar de la aprobación del Real Decreto-Ley 7/2018. Mientras se produce dicha tramitación, garantizar con carácter inmediato la atención sanitaria incondicional a las situaciones de especial vulnerabilidad como menores de edad, mujeres embarazadas, solicitantes de asilo, víctimas de trata y atención en urgencias. Reconocer el derecho a la atención sanitaria a todas las personas, independientemente de su situación administrativa, no solo es una obligación conforme a la legislación internacional en materia de derechos humanos, sino también una medida efectiva para combatir la pandemia.
  4. Tener en cuenta los determinantes sociales de la salud como un factor clave en la expansión del virus. Para ello, frente a los discursos y políticas que estigmatizan a los colectivos más vulnerables, resulta esencial hacer extensibles al conjunto de la población (incluyendo a las personas migrantes en situación administrativa irregular) las políticas sociales como el Ingreso Mínimo Vital. Asimismo, se debe favorecer y promocionar la actividad relacionada con la salud comunitaria, incorporándola como parte de las políticas de salud y de la cartera de servicios.
  5. Organizar urgentemente circuitos asistenciales que permitan la atención en un tiempo razonable de aquellas necesidades asistenciales de la población no relacionadas con la Covid19 y que en muchos casos se refieren a enfermedades de carácter grave. 
  6. Es imprescindible elaborar una estrategia común en materia de cuidados sociosanitarios con la participación de la propia comunidad a la que van dirigidos, a fin de conocer sus necesidades y conseguir aportar a la ciudadanía herramientas eficaces para que puedan asumir el compromiso con su salud, de manera coordinada y consensuada con los profesionales sanitarios de Atención Primaria y articulada por la gestión enfermera de casos.
  7. Potenciar una mejor coordinación entre los servicios sanitarios y sociales. Mejorar las condiciones de las residencias y potenciando la ayuda domiciliaria. Identificar otros colectivos que se están quedando fuera del acceso normalizado a la atención sociosanitaria.

Por todo ello nos dirigimos al Ministerio de Sanidad, al Ministerio de Hacienda, al Ministerio de Política Territorial y Función Pública y a la Vicepresidencia de Derechos Sociales para que impulsen la adopción de estas medidas que son urgentes y necesarias para dar una respuesta eficaz a los retos sanitarios que nos plantea la actual pandemia.

Atentamente,

Médicos del Mundo

Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC)

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP)

Salud por Derecho

Unión General de Trabajadores (UGT)

Comisiones Obreras (CCOO)

Yo Si Sanidad Universal

Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC)

Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP)

Consejo General del Trabajo Social

Confederación Estatal de Asociaciones de Vecinos (CEAV)

FACUA

Coordinadora Andaluza en Defensa de la Sanidad Pública

Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Granada

Nafarroako Osasun Publikoaren Aldeko Elkartea (Asociación para la Defensa de la Salud Pública de Navarra)

A voz da Sanidade de Cangas

Plataforma Garanticemos las Pensiones

Mayores de Getafe

ARI-Peru

Red Transnacional de Mujeres (Network Woman)

Red Acoge

Medicusmundi

Plataforma Salud Universal de Aragón

La contención mecánica como acontecimiento centinela


Compartimos un Artículo de la Asociación Madrileña de Salud Mental.

Se denomina acontecimiento centinela a cualquier evento inesperado que implica la muerte o lesiones físicas o psicológicas graves, o el riesgo de las mismas que, cuando se produce, obliga a la organización a realizar
un análisis de causa raíz oportuno, exhaustivo y creíble.

En base a esta idea, la psiquiatra Ana Moreno Pérez y el profesor Alberto Fernández Liria rechazan la contención como una práctica segura para pacientes y profesionales y proponen su eliminación.

Día Mundial de la Salud Mental 2020


El lema elegido por la OMS para este 10 de Octubre, Dïa Mundial de la Salud Mental, es “Salud mental y bienestar. Una prioridad global” Con esta idea, aquí podéis leer el comunicado de la Plataforma Salud Mental de Aragon.

“SALUD MENTAL Y BIENESTAR, UNA PRIORIDAD GLOBAL”
El lema del Día mundial de la Salud Mental este año es “Salud mental y bienestar, una prioridad global” y está centrado de modo específico en reivindicar la inversión global en recursos de cuidado y atención a la salud mental con un acceso equitativo, justo e igualitario a estos recursos para toda la población.
Si pensamos en la salud no sólo desde una perspectiva de la asistencia y responsabilidad individual (cuestión exclusivamente sanitaria), sino como un asunto social y colectivo (que considera la prevención y el cuidado), el vínculo salud mental y bienestar se complica. Esta complejidad implica tomar en cuenta la organización de la vida cotidiana, con sus posibilidades de trabajo, ocio y relaciones, acceso a la educación y a la cultura y, en definitiva, un acercamiento mayor para todos a lo que se ha contemplado como condiciones saludables ambientales y de vida.
¿Por qué nombrar así lo referido a la salud mental parece siempre utópico?
El punto de partida se muestra alejado: incremento de la desigualdad y la pobreza, individualismo competitivo, precarización en el trabajo, privatización de bienes públicos, desregulación de mercados, etc.
Son hechos, aspiraciones e ideales que parecen contraponer a unos
frente a otros. El “¡sálvese quien pueda!” ha sido la consigna no escrita que predomina en las últimas décadas.
En el terreno de lo mental, esto puede producir un incremento del sufrimiento psíquico, del malestar y de las enfermedades mentales para tantas personas llevadas, ya previo a la pandemia, a los márgenes del bienestar. La desigualdad se manifiesta ya en el mismo hecho de enfermar y trascienden las consecuencias hasta las relaciones con un medio ambiente progresivamente deteriorado.


Acertadamente plantea F. Pereña “si es posible una sanidad universal y equitativa, una salud colectiva en el contexto neoliberal”.
Un inciso antes de continuar. J.L. Tizón hace años escribía: “…ya en el
2003, el gasto en los cinco psicofármacos más vendidos en Catalunya
equivalía… ¡al 65 % del resto de los gastos totales en salud mental!

(Gastos totales: Es decir, capítulo I y capítulo II: incluyendo la construcción y amortización de edificios y dispositivos, de material y suministros, los gastos de personal, etc.)”. En esta línea Robert Whitaker publica en el 2015 “Anatomía de una epidemia”. Estaba hablando de una epidemia distinta a la Covid que nos asola, la del incremento de los problemas mentales, consecuencia de distintos factores que podríamos resumir en un proceso de medicalización de la sociedad y cuyas causas cifra en las alianzas de la industria farmacéutica, los técnicos y algunos medios de comunicación. Ambas citas, cuyos contenidos mantienen plena vigencia en el Estado español, nos advierten de que la inversión en salud mental, por sí misma y sin claras propuestas previas, se puede llegar a convertir en una trampa para las personas con enfermedad mental y la ciudadanía en general.


Plantearnos la salud mental y el bienestar como una tarea colectiva precisa ampliar la tarea a la organización social y política. Desde una concepción ecológica se trata de incluir la revalorización de importancia de los aspectos cuidantes de los núcleos vivenciales naturales de la población, o sea, una revalorización de las relaciones humanas y de las relaciones sociales para dichos cuidados. Si queremos hacer de la salud mental y el bienestar una tarea colectiva tenemos que colectivizar una mirada de las propias vulnerabilidades, aunque sea en distinto grado, que pueda favorecer la empatía, y provocar una movilización social coherente en torno a este objetivo.
Tenemos que invertir energías en organización, en modificar las prácticas que desconocen la palabra de los usuarios resultando iatrogénicas, reconocer a los diferentes actores implicados, respetar los derechos humanos en su profundo sentido más allá de las palabras bienintencionadas y con los hechos: eliminación de contenciones físicas, reducir la sobre medicación, restringir tratamientos centrados exclusivamente en el síntoma.


Apostamos firmemente por potenciar las redes de sostén comunitario, que contribuyen a la eliminación del estigma y a despatologizar la diferencia valorando las singularidades subjetivas.
Recuperar, en fin, fórmulas de relación –terapéutica- alejadas de las prácticas totalitarias, tan fáciles de reproducir en cualquier recurso
asistencial sometido a presión y rentabilidad económica.
Dado que estamos hablando del día mundial de la salud mental, es necesario hacer hincapié en las tremendas desigualdades de recursos
también en el plano internacional. De todos es conocido que hay países en los que la cuestión de la salud mental puede ser (mal) contemplada como un lujo cuando está en juego la amenaza de muerte física por hambre. Si bien el incremento de la inversión es necesario, sin obviar esta desigualdad de recursos de todo tipo que se da entre los diferentes países, consideramos que la mayor contribución que podemos hacer en nuestro país es reivindicar no solo “más” sino “mejor” ya que es posible que de nuestros errores
otros menos desarrollados puedan sacar algún beneficio a la hora de
incrementar sus propios recursos, evitando el punto de desigualdad,
competición y exclusión en que estamos las sociedades “avanzadas”.

10 de Octubre de 2020
Plataforma de Salud Mental de Aragón

Blog de WordPress.com.

Subir ↑